Compartir

En calidad de prófugo se encuentra el secretario del ayuntamiento de Villa Corona, Ramón Sierra Cabrera, a quien se señala de expulsar de la alcaldía, con el apoyo de una banda del crimen organizado, al presidente municipal de esa población, Rodolfo Ruvalcaba Muñoz, funcionario que presentó licencia para separarse del cargo hace menos de una semana.

Ruvalcaba Muñoz enfrentó amenazas de muerte contra él y su familia, motivo por el cual el lunes 19 de diciembre el edil debió ser rescatado por agentes de seguridad del municipio de Acatlán de Juárez, cuando estaba a punto de suicidarse, según informó la Fiscalía General de Jalisco.

El titular de esa institución, Eduardo Almaguer Ramírez, dijo que se investiga el paradero del secretario del ayuntamiento, Ramón Sierra, ante los presuntos delitos en que pudo haber incurrido, al presionar al alcalde para que dejara el cargo.

“Fue obligado, expulsado de su municipio un alcalde legítimo, y por ello se abre una carpeta de investigación, y a ello obedece que el día 20 sesiona el cabildo, y presenta una supuesta licencia” para separarse del cargo.

Ramón Sierra, además de usurpar las facultades del alcalde Rodolfo Ruvalcaba, se daba el gusto de presumir su nombre en las placas distintivas de las calles del municipio bajo la leyenda “Ramón Sierra Cabrera, gobierno independiente”.

Sin embargo, Rodolfo Ruvalcaba era reconocido por los habitantes del municipio de Villa Corona como empleado al servicio de Sierra Cabrera desde antes de llegar a la alcaldía. Señalan que quien realmente manejaba el ayuntamiento era el secretario general.

El lunes 26 pasado la Fiscalía, a través de la policía del estado, intervino la corporación de ese municipio y desarmó a más de 100 gendarmes, entre ellos a los jefes policiacos de esa población, con el fin de llevar a cabo una revisión de la aprobación de los exámenes de confianza y determinar si existía algún nexo de algunos de los uniformados de Villa Corona con el crimen organizado, investigación que se encuentra en curso.