Compartir

Reforma en pensiones es compleja pero necesaria: Amafore

Si bien es necesaria y urgente una reforma en el sistema de pensiones, es complicado realizarla ante el hecho de que no se puede llegar a un acuerdo en quién debe pagar el incremento de las aportaciones que se hacen para el ahorro del retiro, admitió la Asociación Mexicana de Afores. Con información de El Economista.

Si bien es necesaria y urgente una reforma en el sistema de pensiones, es complicado realizarla ante el hecho de que no se puede llegar a un acuerdo en quién debe pagar el incremento de las aportaciones que se hacen para el ahorro del retiro, admitió Carlos Noriega, director general de la Asociación Mexicana de Afores (Amafore).

“Una reforma al sistema de pensiones es urgente para un país que envejece; no es sencilla, es compleja pero necesaria e indispensable”, expuso en su participación en la Segunda Semana de la Seguridad Social y el Empleo.

Noriega recordó que, las contribuciones del 6.5% se componen de las aportaciones tripartitas, donde el patrón aporta el 5.150%, el trabajador el 1.125% y el Estado aporta con el 0.225 por ciento.

“De cada ocho pesos que se aportan a la cuenta de retiro, el trabajador aporta con un peso, el gobierno con medio peso y el empleador seis pesos”.

Se debe cambiar de modelo

Berenice Ramírez, experta en pensiones de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) indicó que, el modelo de cuentas individuales debe replantearse, pues cuando se hizo la reforma de 1997 para el IMSS y la de 2007 para el ISSSTE no se consideraron los cambios necesarios vinculados con el aumento de la esperanza de vida, la trayectoria salarial y la dinámica de los mercados laborales.

“Debemos impulsar un diálogo serio que revise el sistema actual y que diseñe otro que sí permita avanzar a la universalización del sistema de seguridad social que sea sostenibles financieramente y socialmente ante los cambios demográficos y la transición laboral”.

Acotó que a 20 años del Sistema de Ahorro para el Retiro (SAR), la cobertura sigue siendo baja, no resuelve la sostenibilidad del sistema de pensiones y sobre todo genera incertidumbre de las pensiones que recibirán los trabajadores.

“No se trata de ahorrar más, ni de incentivar el ahorro voluntario, sino que se debe cambiar el diseño que tenemos actualmente. El diálogo no puede quedarse en mejorar las cuentas individuales, sino también ver opciones de fondos colectivos”.

Criticó que, las afores no estén mejorando los rendimientos que se otorgan a los trabajadores; mientras que sus ingresos son los que se benefician.

“Los rendimientos que la Consar da a conocer son en términos nominales, dice que desde 1997 a la fecha, el rendimiento ha sido de 7.07% anual, pero la tasa de inflación anual en ese periodo fue por 5.67%, por lo que la tasa de rendimiento real anual 1.32%”.

Insuficiente juntar ahorro de afore con vivienda

Araceli Damián González, presidenta de la Comisión de Seguridad Social de la Cámara de Diputados, comentó que la propuesta de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), de complementar el ahorro de la afore con el de la vivienda no es una solución buena para mejorar las pensiones de los trabajadores mexicanos.

“Están limitando los derechos que tiene un trabajador, pues le está dando la opción de elegir entre una pensión en su vejez o una vivienda. Y aunque se junte ese dinero, todavía es insuficiente para una pensión digna”.

Comentó que, hasta el momento, la Secretaría de Hacienda no les ha entregado una propuesta formal sobre complementar el ahorro del retiro con el 5% que se destina al Infonavit.

Al respecto, la experta en pensiones de la UNAM comentó que hacer lo anterior, solo representaría incrementar la tasa de reemplazo en dos puntos porcentuales.

La diputada refirió que antes de pensar en incrementar las contribuciones del 6.5%, es necesario que primero se incremente el salario de los trabajadores entre 200 y 300 pesos el día, actualmente es de 80 pesos.

Añadió que, el sistema de cuentas individuales como funcionan las afores, debe verse como un complemento y no como la base del sistema de seguridad social.

Noriega coincidió en que, sí debe buscarse lograrse una pensión universal en el país, pero no debe hacerse a un lado el esquema de cuentas individuales, ya que cada uno tiene objetivos diferentes.

Damián González aseguró que, una forma de hacer más sostenible el sistema de seguridad social es haciendo que las empresas paguen más impuestos, “en México, por el coro de impuestos a las empresas se recauda el 5.8% del PIB; mientras que en Argentina se obtiene 17.5% del PIB, entonces se tiene un área de oportunidad de incrementar los ingresos para pagar pensiones (…) el problema no es el sistema de pensiones, sino la desigualdad de ingresos”.