Compartir

¿Cuántas quejas tienen Uber y Cabify ante la Profeco?

En Uber recaen todas las quejas de los usuarios en contra de las aplicaciones tecnológicas de transporte privado, según los registros de la Profeco que comprenden desde enero del 2015.

En Uber recaen todas las quejas de los usuarios en contra de las aplicaciones tecnológicas de transporte privado, según los registros de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) que comprenden desde enero del 2015 —año en que la ciudad de México publicó la primera regulación en el país para las plataformas de transporte Uber y Cabify— hasta el 15 de agosto del 2017.

De acuerdo con información entregada a El Economista a través de una solicitud de transparencia, la Profeco ha registrado unas 52 quejas en contra de Uber, firma que dirige Federico Ranero en México.

En contraste, el organismo defensor de los consumidores manifestó la existencia de “cero” registros de quejas en contra de Cabify.

“Cabe señalar que las quejas son atendidas a través del procedimiento conciliatorio y son solucionadas en virtud de lo que se convenga entre las partes”, dijo la Profeco en la comunicación entregada a este medio.

Del total de quejas registradas en contra de Uber, la Profeco detalló que unas ocho fueron conciliadas, unas 24 fueron desistidas por parte de los consumidores quejosos, unas 13 se encuentran en trámite y unas siete no han sido conciliadas.

“Se entenderá como conciliada que se llegó a un acuerdo entre las partes, como no conciliada que no hubo acuerdo entre las partes, en trámite que aún no se concluye con el procedimiento conciliatorio, y como desistimiento que el consumidor optó por no continuar con la queja”, señaló la dependencia.

De estos procedimientos, las autoridades han impuesto sólo una sanción en contra de Uber, por una cuantía de 14,547 pesos, debido a un “cobro indebido”.

Esta sanción figura dentro del expediente P.F.C.SDF.B.3/003441-2015.

La Profeco manifestó que “no se tiene registro de la interposición de algún medio de impugnación de las multas descritas, por parte de dicho proveedor”.

Uber paga más por las medidas de apremio

La Profeco puede establecer medidas que van desde apercibimientos hasta multas económicas para hacer cumplir a las partes con las determinaciones establecidas por las autoridades, en los procesos de resolución de las quejas. Una de estas medidas son las llamadas medidas de apremio.

“Se entiende por medida de apremio aquélla que la Procuraduría impone para hacer cumplir coactivamente los actos administrativos por ella ordenados mediante oficios, acuerdos o resoluciones, así como los convenios ante ella celebrados”, señala el artículo 7 del Reglamento de la Ley Federal de Protección al Consumidor.

De acuerdo con la información ofrecida por la Profeco, Uber ha sido objeto de multas por 188,200 pesos, derivado de las medidas de apremio.

Más de la mitad de estas medidas de apremio han sido impuestas por la Delegación Jalisco de la Profeco.

Sin embargo, ni las sanciones ni las medidas de apremio representan un golpe económico para Uber si se compara con la inversión de 6,850 millones de pesos que anunció para su expansión en México a finales de julio pasado.