Compartir

En la apertura de operaciones de esta semana, bancos de la CDMX venden el dólar libre en su máxima cotización de hasta 18.08 pesos en ventanillas de Bancomer y su mínimo valor de 17.76 pesos en sucursales de Banco Azteca.

En la apertura de operaciones cambiarias de esta semana, bancos de la Ciudad de México venden el dólar libre en su máxima cotización de hasta 18.08 pesos por unidad en ventanillas de Bancomer y su mínimo valor de 17.76 pesos en sucursales de Banco Azteca; por su parte el dólar se compra en su mayor precio de 17.45 pesos en bancos Inbursa.

Para Banco BASE la moneda mexicana inicia la sesión con una depreciación moderada ante la ausencia de indicadores económicos relevantes y manteniéndose estable en relación con los niveles observados la semana pasada. Aunque los mercados financieros enfrentan un mayor apetito por el riesgo, en el mercado cambiario el peso enfrenta dificultad.

BASE prevé que el peso continúe cotizando con poca volatilidad durante la semana, a la espera de que inicie la tercera ronda de renegociación del TLCAN en Ottawa Canadá, este sábado 23 de septiembre. Para hoy estima que el tipo de cambio cotice entre un rango de 17.55 y 17.75 pesos por dólar.

La moneda mexicana se depreciaba más temprano este lunes en línea con los precios del petróleo estadounidense, que caían por debajo de los 50 dólares por barril, mientras el mercado espera la tercera ronda de la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) que iniciará a fines de esta semana en Canadá.

El dólar ganaba en momentos en que inversores aguardan la reunión de dos días de la Fed que culminará el miércoles para obtener indicios de otra posible alza de las tasas antes de fin de año.

El peso cotizaba en 17.7225 unidades por dólar, con una baja del 0.35%, ó 6.20 centavos, frente a los 17.6605 pesos por billete verde del precio de referencia de Reuters del lunes.

El dólar tocó la madrugada de este lunes un máximo de ocho semanas frente al yen, impulsado por un aumento en los retornos de los bonos del Tesoro estadounidense, mientras el mercado aguardaba la reunión de dos días de la Reserva Federal que culmina el miércoles para obtener indicios de otra posible alza de las tasas antes de fin de año.

El billete verde registró la semana pasada su mejor desempeño desde noviembre contra la divisa japonesa, con un avance del 2.8%, ya que un alza en los retornos de la deuda estadounidense aumentó su atractivo. Además, datos mostraron un repunte en los precios al consumidor, lo que ayudó a revivir la expectativa de un aumento de tasas en diciembre.

Las ganancias se afianzaban el lunes, en momentos en que las acciones tocaban máximos a nivel mundial, en un indicio del elevado apetito por activos más riesgosos en todos los mercados. A las 11:57 GMT, el dólar subía medio punto porcentual a 111.39 yenes. Los retornos de la deuda estadounidense a dos años también tocaron un máximo de ocho semanas.

“El mercado está fundamentalmente optimista sobre el dólar/yen, ante una combinación de más apetito por el riesgo y mayores rendimientos (de los bonos) estadounidenses”, dijo el estratega cambiario de Societe Generale Alvin Tan, quien agregó que un feriado en Japón reducía la liquidez.

El foco de los inversores esta semana está puesto en la reunión que la Fed llevará a cabo el martes y el miércoles. Se prevé que el banco central anuncie un plan para empezar a reducir su gran cartera de activos, aunque mantendría las tasas estables.

Pese a la fortaleza del dólar frente al yen, la divisa apenas subía 0.1% ante una canasta de otras monedas relevantes. Por su parte el euro operaba casi estable a 1.1941 dólares, manteniéndose por debajo del máximo de dos años y medio a 1.2092 dólares alcanzado previamente este mes.