Compartir

Gasolinazo dispara la inflación a 4.72% en enero, su mayor nivel desde 2012

El Inegi indicó que la inflación en el primer mes del año tuvo un incremento mensual de 1.70%, tras el gasolinazo, su nivel más alto en 18 años.

La inflación anual de México se disparó a 4.72% en enero, principalmente por el gasolinazo aplicado en dicho mes, siendo este su mayor nivel desde septiembre de 2012.

Los precios al consumidor presentaron un incremento mensual de 1.70%, su mayor alza desde enero de 1999, cuando aumentaron 2.53%, de acuerdo con cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Los datos correspondientes al mismo periodo de 2015 fueron de 0.38% mensual y de 2.61% de inflación anual.

La cifra se ubicó por encima del objetivo permanente del Banco de México (Banxico) de un 3.0%, más o menos un punto porcentual.

El subíndice de precios subyacente subió a una tasa mensual de 0.58%, mientras la inflación no subyacente subió 5.14%, reflejando el incremento en los precios de la gasolina al inicio del año. Tan sólo el de energéticos aumentó a una tasa interanual de 16.31% durante enero y a una mensual de 12.67%.

Al interior de la subyacente, el dato de las mercancías se elevó 0.93% y el de los servicios 0.28%.

Dentro de la inflación no subyacente, el subíndice de los productos agropecuarios retrocedió 0.88% a tasa mensual, al mismo tiempo que los precios de los energéticos y tarifas autorizadas por el gobierno subieron 8.96%.

La gasolina de bajo octanaje tuvo un alza mensual de 16.81% en su precio, el gas doméstico LP subió 17.85%, la gasolina de alto octanaje aumentó 21.73%, y el limón un 34.32%, siendo los productos con mayor incremento en sus precios; por el contrario, los que mostraron los mayores descensos fueron el jitomate (-35.39%), el transporte aéreo (29.99%), el chile poblano (15.88%) y el serrano (12.68%), así como el tomate verde (-12.33%).

En la primera quincena de enero, la inflación ya había tocado un nivel máximo en 18 años, luego del aumento en el precio de las gasolinas como parte de un plan del gobierno para liberar los precios del combustible.

Hace una semana, analistas privados elevaron a 5.24% el pronóstico de inflación de México para el cierre de 2017 y redujeron a 1.60% su estimación para el crecimiento económico, indicó el Banco de México (Banxico) en su sondeo a analistas correspondiente a enero.

Además, los especialistas consultados por el banco central prevén que la inflación subyacente se ubique en 4.21% al finalizar 2017, desde el 3.86% que preveían en diciembre.