Compartir

Legisladores anuncian su separación de la bancada del PRD en la Cámara Alta; nuestro bloque parlamentario será la tercera fuerza política, señalan

Tras el respaldo del Senado a Dolores Padierna como coordinadora parlamentaria del PRD, los 10 senadores afines a Miguel Barbosa Huerta, ex coordinador, anunciaron su separación de la bancada del partido del sol azteca.

Raúl Morón, quien peleó la coordinación, dijo que, en este caso, pudo más la presión política que la verdad jurídica, por lo que anticipó que los 11 senadores formarán un grupo independiente.

“Pudo más la presión política que la verdad jurídica, ese es el elemento sustantivo, porque hemos reiterado hasta el cansancio que todo el procedimiento que desarrollamos está basado en la legalidad, pero finalmente esto no bastó, la mayoría política del grupo parlamentario del PRD se manifestó y esto no les bastó”, dijo el senador michoacano.

Morón Orozco lamentó la decisión de la Cámara Alta porque el Senado de la República es una institución que debe dar ejemplo de legalidad.

El senador Morón dijo que su bloque sigue siendo la “tercera fuerza política” en la Cámara Alta.

En ese sentido, Miguel Barbosa explicó que el propósito del bloque —que coordinará el senador Raúl Morón— es instalarnos como una tendencia política-legislativa en el Senado.

“El PRI es la primera fuerza, el PAN la segunda fuerza y el bloque parlamentario la tercera fuerza. Vamos a tener una organización interna y vamos a ser los legisladores que hemos sido a lo largo de estos casi cinco años de trabajo”, dijo Barbosa.

Señaló que no serán un “grupo de senadores y senadoras” que rivalice, ataque y que confronte con nadie, sino que mantendrán relaciones de trabajo legislativas parlamentarias con todos los grupos y senadores.

El legislador criticó la decisión de los órganos de gobierno de la Cámara Alta, que, afirmó, fueron objeto de presión política del más alto nivel.

“Los órganos del Senado, Mesa Directiva y Junta de Coordinación Política fueron objeto de presiones políticas del más alto nivel, de partidos políticos, de gobernadores (perredistas), del Jefe de Gobierno [Miguel Ángel Mancera], de gente del gobierno federal”, expresó.

El senador aseguró que la decisión se puso en función de que en el Senado tampoco puede haber una tendencia en favor de Andrés Manuel López Obrador, porque “le tienen un pavor de que se puedan hablar desde la máxima tribuna del Senado los temas políticos de coyuntura del país”.

Barbosa aclaró que el bloque parlamentario no tiene propósitos político-electorales, aunque sus 11 integrantes apoyan a López Obrador.