Compartir

Finanzas para la tercera edad, el arte de conseguir ingresos extra

En diversas encuestas elaboradas por la Amafore se ha especificado que la mayoría de los mexicanos piensa que la pensión no le será suficiente para vivir como lo hace actualmente cuando deje de trabajar.

En diversas encuestas elaboradas por la Asociación Mexicana de Afores (Amafore) se ha especificado que la mayoría de los mexicanos piensa que la pensión no le será suficiente para vivir como lo hace actualmente cuando deje de trabajar y esto se da por diferentes factores, entre ellos no haber contado con una planeación financiera.

Según datos de la reparadora de crédito, Resuelve Tu Deuda, los mexicanos de la generación Baby Boomer, (aproximadamente 15 millones en todo el país) que en su mayoría son personas de 60 años o más, reportan sobreendeudamientos cercanos a los 175,000 pesos. De éstos, 60% percibe 7,203 pesos promedio al mes. Lo que se traduce en deudas altas con ingresos bajos.

Ante esto, expertos en el tema le brindarán una serie de consejos para afrontar esta etapa de la vida, desde cuál es la mejor forma de obtener ingresos extras hasta saber cómo elaborar un presupuesto idóneo para esta etapa de su vida.

Kathy Quintero, vocera de Resuelve tu Deuda, explicó que tener deudas altas con ingresos bajos en un mundo laboral vez más competitivo, es el escenario que muchas personas enfrentan diariamente.

Por lo anterior, es importante que antes de llegar a un punto insostenible se busquen otras fuentes de ingresos que les ayudarán a solventar sus gastos. En la mayoría de los casos las personas pueden transformar sus posesiones en activos, sólo se debe saber identificar las oportunidades.

Una forma de transformar esas posesiones es la venta, indicó que muchas veces, las personas tienen artículos que en esta etapa ya no son tan necesarios. Explicó que lo más común que pueden poner a la venta estas personas son los muebles y, de esta manera, obtener un ingreso adicional.

“Estas personas tienen que ver qué recursos han generado que hoy se puedan convertir en una fuente de ingreso adicional, por ejemplo: vender cosas que ya no utilizan (…) poder desprenderse de esas cosas y de esa forma realizar una venta de garaje en la cual van a poder obtener recursos extras sin sacrificar su calidad de vida”, comentó.

Asimismo, se pueden ocupar las herramientas tecnológicas que existen, las personas pueden poner a la venta, sin necesidad de tanto gasto, sus pertenencias en páginas de Internet como Mercado Libre, Segundamano o incluso desde su perfil de Facebook.

Otra forma de obtener ingresos extras aprovechando estos instrumentos es poner a trabajar su auto, en nuestro país se ha popularizado el uso de apps como Uber y Cabify. Los adultos mayores pueden darse de alta en estas plataformas y ofrecer el servicio o pueden rentar su vehículo para que otro lo maneje.

Arrendamiento, 
otra respuesta

Por otro lado, Quintero explicó que las generaciones jóvenes aprovechan esquemas de arrendamiento compartido para ceder en privacidad lo que ganan en ubicación.

De tal manera que la facilidad para desplazarse al trabajo, la calidad de vida de la zona, así como la urgencia por aprovechar sus ingresos en lugar de adquirir una vivienda, han impulsado el mercado de renta en los últimos años.

Las personas adultas mayores pueden aprovechar este cambio y publicar y encuentrar inquilinos potenciales a través de Internet. Incluso, si prefiere no hacerse de compromisos largos y sólo rentar por temporadas, plataformas como Airbnb le serán muy útiles.

“Por ejemplo, si su casa está en una colonia como Condesa, Roma, Narvarte y aledañas, la renta de una sola habitación puede rondar los 5,000 pesos. Eso significa que al año obtendría 60,000 pesos que, descontando impuestos y costos de mantenimiento, representarían un ingreso considerable y, de ser necesario, un abono importante al pago de todas sus deudas”, comentó.

La importancia 
del presupuesto

En su momento, Ana María Montes, directora de Consultoría Actuarial de Lockton México indicó que es muy importante que las personas dimensionen el gasto que van a tener, en cuanto a salud se refiere, en la etapa de su retiro.

Además, reconoció que en unos años una persona estaría destinando de su ahorro para el retiro cerca de 40%, para costear algún problema de salud o cuidados.

Con lo anterior concuerda la vocera de Resuelve tu Deuda y recordó que si bien el presupuesto puede cambiar debido a que ya no se hacen algunos gastos como colegiaturas, pago de hipoteca entre otros, es una figura que no puede desaparecer y si jamás se ocupo es buen momento para iniciar ese hábito.

“Así como cambian las necesidades también están cambiando los ingresos. Sin duda puede ser que esta persona ya haya liquidado su casa, pero el ingreso no es el mismo que tenía hace 15 años (…) Si ahora es de 7,200 pesos y efectivamente mi casa ya es propia, pero ahora el rubro de salud representa un apartado muy importante para mí y no cuento con un seguro de gastos médicos (adquirirlo después de los 50 años se vuelve demasiado costoso) debemos tener un fondo de emergencia para medicamentos y consultas. Como sugerencia podría vender la casa en donde crecieron sus hijos para obtener un poco de liquides y asegurar su salud”, confirmó.