Compartir

La Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (Fepade) inició una investigación en contra de funcionarios del anterior gobierno del estado de Chihuahua por “hechos probablemente constitutivos de delitos electorales por descuentos aplicados en los salarios de las y los servidores públicos de esa entidad en beneficio de un partido político”.

El organismo de la Procuraduría General de la República indicó que la denuncia fue presentada de manera formal ante la Fiscalía Especializada y establece que, durante el año 2015, se realizaron retenciones salariales indebidas a más de 700 servidores públicos de diversas dependencias de la administración pública del gobierno de Chihuahua, las cuales supuestamente fueron destinadas para apoyar a un partido político.

La Fepade puntualizó que estos hechos podrían constituir un delito electoral ya que se sanciona a aquel servidor público que solicite a sus subordinados aportaciones de dinero o en especie para apoyar a un precandidato, candidato, partido político, coalición o agrupación política.

En este contexto, los Ministerios Públicos de la Federación asignados al caso, en funciones de Fiscal Federal, así como personal de la Agencia de Investigación Criminal (AIC), iniciaron una carpeta de investigación en coordinación con los elementos de la Policía Federal Ministerial, con el fin de recopilar las pruebas que acrediten el delito electoral.