Compartir

Que AMLO únicamente se alíe con PT beneficia al PRI: Omar Ortega

El dirigente del PRD en el Edomex advirtió que el responsable del triunfo priísta en el Estado de México fue López Obrador, al no permitir con su “política aislacionista” una alianza en las pasadas elecciones. Con información de El Universal.

El dirigente perredista mexiquense, Omar Ortega Álvarez, consideró que la decisión del presidente nacional del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), Andrés Manuel López Obrador, de pretender hacer alianza para el 2018 únicamente con el Partido del Trabajo (PT) sólo beneficia al Partido Revolucionario Institucional (PRI) y es una política aislacionista.

Con la determinación de cerrar la posibilidad de una gran coalición de partidos de izquierda para la elección presidencial del 2018, dada a conocer este domingo, se confirma que el responsable de que PRD y Morena no participaran juntos para vencer al PRI en el Estado de México, es López Obrador, afirmó el líder del sol azteca mexiquense.

“Su posición al único que beneficia es al PRI. La política aislacionista de Obrador no afecta al PRD, perjudica a la nación y beneficia a los priístas quienes gracias a esa postura seguirán cometiendo sus tropelías”, manifestó.

Para el líder del PRD en el Estado de México el causante de que ganara el PRI en la jornada electoral de la semana pasada en esa entidad tiene nombre y apellido.

“El aislacionismo de Andrés Manuel López Obrador solamente ratifica quién fue el verdadero responsable de que en el Estado de México no existiera un frente de izquierdas para sacar al PRI del gobierno”, acusó.

En el 2016, recordó, el sol azteca hizo un congreso estatal y por unanimidad aprobó ir en alianza con Morena, PT y con Movimiento Ciudadano.

“Derivado de ese acuerdo buscamos a la dirigencia nacional y estatal de Morena para concretarlo. En tiempo y forma planteamos la unión de las izquierdas para sacar al PRI del gobierno del Estado de México. Por razones que solamente AMLO conoce nos dijo que no. Con la misma soberbia con la cual hoy nos descalifica, con esa misma soberbia nos descalificó ayer para ir juntos a las elecciones del 2017 en el Estado de México. El resultado todos los conocen”, comentó.

“No solamente se negó a la alianza en el 2017, sino que el presidente de Morena, inició una campaña de desprestigio contra el PRD, a pesar de ser el partido que lo hizo crecer políticamente y que lo convirtió en un líder nacional.

Simplemente dijo no a la alianza para vencer al PRI del Estado de México, sino con toda alevosía comenzó a dividir al PRD y a tratar de llevarse a nuestros militantes a sus filas. No sólo no firmó un acuerdo para sacar al grupo Atlacomulco del poder, sino que apostó a desaparecer al PRD”, expresó.

En plena campaña y a unos días de que concluyera lanzó varios ultimátum al PRD y a su candidato a la gubernatura mexiquense, Juan Zepeda, para que declinara a favor de la aspirante morenista, Delfina Gómez, de lo contrario no habría alianza para el 2018 entre esos institutos políticos.

“Cuando López Obrador se dio cuenta de la solidez del PRD cambió de estrategia y planteó una absurda política de declinaciones. Obrador se equivocó al pensar que al PRD se le restarían votos.

Ni nuestro candidato, ni nuestro partido aceptamos esa política de declinaciones porque no era viable, legal ni práctica en términos de la suma de votos.

“Por ejemplo, la humillante unión que se hizo con el PT fue algo que golpeó a su candidata en el Estado de México.

Por hacerla mal, por hacerla fuera de tiempo y por hacerla en contra de la legalidad, la declinación provocó que el PT sacara más votos de los que las encuestas les daban. De esta forma el PT no le dio votos a Delfina, por el contrario, se los quitó.

El PT en las encuestas no tenía ni un punto, pero gracias a esa errónea política de declinaciones resultó que el Partido del Trabajo obtuviera más de un punto.

Y eso fue porque se confundió a los electores y ellos creyeron que votando por el PT votaban por Delfina. De ese tamaño son los errores de una política de declinación, cuando se puede optar por una política de diálogo, consenso e institucionalidad”, señaló.

Omar Ortega, invitó a todos los morenistas y a todos los ciudadanos a que hagan cuentas claras del resultado electoral en el Estado de México.

“El PRD obtuvo la mayor votación en su historia en una elección de gobernador. Al PRD no se le quitó ni un voto.

Los morenistas y su presidente deberían ya de tener claro ese mensaje de los ciudadanos y que descalificar al PRD no nos resta votos.

A los ciudadanos les quedó claro que juntos habríamos terminado con la dinastía de los Del Mazo.

Nosotros estamos convencidos de que el grupo Atlacomulco debe ser jubilado. Nuestro partido ya presentó una demanda por exceso de gastos de campaña de esa corrupta organización tricolor.

Pero gracias a la política de mantener la izquierda dividida el PRI sobrevive”, mencionó.

El líder perredista mexiquense, dijo que al condenar la política de alianzas con el PRD el presidente nacional de Morena sostiene que no lo hace por un asunto de número, sino por un asunto de calidad.

“Cómo puede hablar de eso quien pactó con Elba Esther que, por cierto, no le sirvió de nada, pues el Partido Nueva Alianza siguió votando por el PRI”.

“Todos los días Andrés suma a Morena a panistas desechados por su partido. Todos los días suma priístas señalados como corruptos. El baño de pureza que hoy López Obrador se da es con las aguas negras del PRI, del PAN y de lo peor del sindicalismo mexicano magisterial”.

“Ya que tanto le gusta a Andrés la historia de México por qué no le explica a la nación quién fue el encargado de orquestar un gran fraude contra el ingeniero Cárdenas cuando fue candidato presidencial. No tiene que investigar mucho: se llama Manuel Bartlett quien fue secretario de Gobernación priísta con De La Madrid y miembro ilustre del gabinete de Carlos Salinas de Gortari. Es el mismo Bartlett que fue gobernador de la Puebla priísta y que sigue siendo un priísta de cuerpo y alma que todos los días come en la mesa de Obrador”, indicó.

El dirigente del sol azteca del Estado de México le tendió la mano a Andrés Manuel López Obrador para que recapacite y decida hacer una “gran alianza” con los partidos de izquierda.

“Sin embargo y porque al PRD le interesa cambiar el rumbo del país y llevar a la presidencia de la República a un gobernante producto de una gran alianza, a pesar de todas las ofensas y descalificaciones, queremos decirle al dirigente de Morena que aún existe tiempo para recapacitar”, dijo.

Pidió al líder de Morena que ponga el interés de la nación por encima del orgullo personal y pidió a sus seguidores “mo se dejen someter por un líder que ha demostrado hacer oídos sordos a una política de alianzas congruente”.

El también legislador federal, Ortega Álvarez destacó que “debe quedar muy claro ante la opinión pública que es AMLO y no el PRD quien se cierra a una gran alianza de las izquierdas mexicanas para sacar al PRI del poder presidencial”.

“Es él quien se auto margina, es él quien pone límites, es él quien no respeta la existencia de una izquierda que quiere dialogar con Morena, más nunca someterse a los caprichos, a los ultimátum y a la política de sometimiento.

Creemos en una izquierda unida con base en el diálogo de los diferentes, creemos en una izquierda unida donde se respeta el modo de pensar distinto.

Creemos en una izquierda unida que identifica al PRI como claro adversario, pero que también propone la unidad basada en el diálogo, en el consenso y en el acuerdo democrático de los diferentes”, dijo.