Compartir

Familiares de las víctimas marchan en Hermosillo y CDMX; se reunirá Mikel Arriola con padres de fallecidos el 20 de junio

Hermosillo.— Al cumplirse ocho años del incendio de la guardería ABC, donde murieron 49 menores —25 niñas y 24 niños—, miles de personas marcharon ayer por las calles de Hermosillo para exigir justicia.

La movilización, la cual inició en el edificio en ruinas de la estancia infantil en la colonia Y Griega en el sur de la ciudad, estuvo encabezada por menores lesionados, madres, padres y familiares de las víctimas.

Globos rosas y azules se elevaron al cielo, 49 tañidos de la campana de la iglesia San José y arengas como: “5 de junio, ni perdón ni olvido” y “¡ABC, nunca más!”, fueron la imagen de la manifestación contra ocho años de impunidad. Los manifestantes ondearon banderas rosas y azules. Un grupo de estudiantes de la Escuela de Bellas Artes de la Universidad de Sonora entonó en la marcha de 5.6 kilómetros la canción Llorona.

Asistentes a la marcha exhibieron cientos de lonas con mensajes de reclamo de justicia, tal como ha sucedido en años anteriores.

Cientos de familiares de las víctimas, agrupados en los movimientos 5 de Junio y Manos Unidas por Nuestros Niños, caminaron juntos. A su paso, cientos de habitantes se fueron uniendo al contingente que marchó hasta las escalinatas del museo de la Universidad de Sonora.

Las actividades para recordar a las víctimas de la tragedia iniciaron desde las 21:00 horas del pasado domingo con una vigilia en las ruinas de las instalaciones de la estancia infantil.

Madres y padres de las víctimas, acompañados por familiares y el público en general, colocaron sobre las emblemáticas crucecitas globos de colores azul, rosa y blanco; veladoras y coronas, luego elevaron plegarias en memoria de los menores.

La mañana de ayer se celebraron varias misas. La primera a las 8:00 horas afuera de las instalaciones de la estancia infantil. A las 10:00 horas se realizó otra ceremonia eucarística en la iglesia San José, y una hora más tarde, en la iglesia La Sagrada Familia, el arzobispo de Hermosillo, Ruy Rendón Leal, ofreció otra misa que inició con el pase de lista de las 25 niñas y 24 niños fallecidos.

Colocan antimonumento. Ayer, en la Ciudad de México, un contingente de alrededor de 200 personas marchó en silencio del Ángel de la Independencia a las instalaciones del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), donde realizaron un pase de lista de las víctimas y gritaron el clamor: “No debió morir”.

Al llegar a las oficinas del instituto los manifestantes colocaron un “antimonumento” con el número 49 y las letras ABC.

“Ocho años de un día que no debió existir. Ocho años del día infame en que la negligencia y la corrupción de las autoridades mexicanas causaron la muerte a 49 niños y lesiones de diferentes grados a otros 80”, señaló la señora Estela, madre de Yeyé,

Julia Escalante Barrios, madre de uno de los niños que murió en el incendio, aseguró que buscaron reunirse con Mikel Arriola, director general del IMSS, pero se negó a recibirlos. Sin embargo, autoridades del instituto aclararon que los padres no fueron recibidos debido a que tienen una reunión pactada con Arriola para el próximo 20 de junio